Sostenibilidad / Los productos, los consumidores

 

El material del futuro
El papel es el material del futuro, porque a sus características medioambientales –natural, renovable, reciclable y biodegradable– se une una gran versatilidad y capacidad de innovación.
 
El papel es el material de la era post-petróleo: biocomposites de fibra de celulosa, productos hi-tech moldeados, extrusionados o ensamblados... Hoy los consumidores demandan soluciones como las que la industria papelera desarrolla en el campo de la electrónica impresa y de la nanotecnología: circuitos electrónicos completos o etiquetas RFIB impresas en papel, aislantes de nanocelulosa…
 
El sector está también poniendo en el mercado soluciones de packaging con funciones de comunicación y protección cada vez más sofisticadas. Y, para una vida más fácil y confortable, se diseñan productos papeleros con superpoderes como el papel higiénico que limpia las tuberías, el envase que enfría el champán o el cava, el cartón con una capa de carbón activo que absorbe olores y protege contra la migración de sustancias no deseadas…
 
Sector inversor y exportador, motor de una potente cadena de valor
Entre los seis grandes productores europeos del sector, la industria papelera española es la de mayor crecimiento en 2015. Las inversiones (177 millones de euros) se mantienen en línea con las del año anterior, que habían marcado el inicio del nuevo ciclo inversor con un crecimiento del 23%. Y la inversión de 228 millones prevista para 2016 ratifica esa tendencia inversora con un nuevo incremento del 29%.
 
Las exportaciones, que habían sido puerto de refugio del sector marcando récords históricos durante la crisis, ahora –con la recuperación del mercado interior- descienden, pero siguen representando el 57% de la facturación. España exportó en 2015 el 45% del papel y el 44% de la celulosa que produjo.
 
El sector español de fabricación de celulosa y papel es el motor de una potente cadena de valor, de creación de empleo y riqueza. Desde las plantaciones forestales, pasando por la fabricación de celulosa y papel y su transformación en cajas, bolsas, libros, periódicos, revistas y un sinfín de productos, hasta su recogida y tratamiento para su reciclaje final en una fábrica papelera, la cadena del papel supone el 3% del PIB español.

SI QUIERES SABER MÁS…

¿Qué sabes de la cadena de valor del papel?
Descargar

Memoria de Sostenibilidad 2015: Los productos, los consumidores
Descargar

Actualización 2016 Memoria de Sostenibilidad
Descargar